TU TESORO PUEDE ESTAR A PUNTO DE ACABARSE

  • Nadie tiene la vida asegurada. Todos podemos morir cualquier día en cualquier momento.
  • El tiempo vale mas que el dinero, por que con tiempo podemos ganar mucho dinero, pero ni con todas las riquezas del mundo podemos comprar una hora mas de vida.
  • Tu cofre del tesoro se llama >>Tiempo<<.

DEFIENDE TU TESORO PENSANDO EN EL

  • Si conoces la importancia del tiempo te concentrarás en las tareas, tendrás conversaciones de calidad, trabajaras con eficiencia, serás puntual y harás mas cosas en menos horas.
  • Si NO sabes que tienes tesoros te distraerás, veras la televisión por largos periodos, participarás en charlas ociosas, harás el intento de trabajar y harás menos trabajo en el día.
  • Para estas consiente del tiempo hay que mirar el reloj frecuentemente y poner objetivos por periodos cortos.

DEFIENDE EL TESORO PONIENDO LIMITES

  • Mientras mas tiempo te des para hacer una tarea, mas tardaras en hacerla.
  • Siempre ocuparas hasta el ultimo minuto del que dispongas para hacer  las cosas pendientes. Si tienes solo unas horas para determinado trabajo harás rendir el tiempo hasta acabarlo , pero si tienes toda la semana para hacerlo, ocuparas la semana entera y apenas lo terminaras.
  • La clave para lograr grandes metas, proyectos están en darse tiempos limites cortos, definidos y absolutos.
  • Acepta fechas limites para todo y no le tengas miedo a las presiones de tiempo, Se valiente para defender tu tesoro,

DEFIENDE TU TESORO ACTUANDO CON INTELIGENCIA

  • No gana mas dinero el que trabaja mas, si no el que lo hace con inteligencia. Es mejor acertar golpes precisos a los objetivos, que hacer muchas cosas agotadoras sin orden ni tino.
  • Un líder verdadero diseña estrategias para que los demás hagan bueno parte de su trabajo.¡Aprende a coordinar equipos a delegar y a trabajar menos pero con mas inteligencia!

 

DEFIENDE TU TESORO SABIENDO A DONDE VAS

  • La expresión <<Ser esclavo del reloj>> pretende decirnos que la gente apresurada vive una vida de poca calidad. No es cierto. La gente apresurada que sabe a donde va progresa, crece y realiza. La clave es saber lo que quieres y a donde vas.
  • Invierte tu tiempo en cosas importantes. A eso se le llama prioridades. Analiza a que labores o personas les regalas tiempo y asegúrate de que valgan la pena.
  • Las misiones complejas se regulan por este principio; ¡No puedes participar en todo porque tu tiempo es muy valioso para abrumarte con mil actividades sin sentido!
  • Tus prioridades son aquello a lo que regalas tu tiempo.

DEFIENDE TU TESORO DESCANSANDO

  • Aprovecha cada minuto para poder terminar pronto tus tareas y trabajos y compromisos pendiente. Luego date tiempo para relajarte, jugar y descansar.
  • si le robas horas de sueño a tu cuerpo, disminuirás tu rendimiento y enfermaras. Sino das a tu mente un descanso adecuado, tu vida se convertirá en pesadilla.
  • Organiza tu agenda con todas tus labores importantes y anota también tus tiempos de descanso. Respeta unos a otros.

DEFIENDE TU TESORO ACTUANDO RECTAMENTE

  • Correr sin pensar te pone en riesgo de un accidente que puede quitarte meses o años. Actúa de forma deshonesta también.
  • No trates de tomar atajos ilegales o ser tramposo. Los problemas causados por la mala conducta siempre implican un tiempo perdido.
  • El peor castigo que pueda recibir una persona es perder su libertad. Después de diez años de cárcel, el individuo ha perdido diez años de vida que jamás recuperara.

DEFIENDE TU TESORO SIENDO MAS QUE HACIENDO

  • Si con el tiempo logras tener riquezas y fama, pero te conviertes en una persona mentirosa, amargada, promiscua o tramposa.
  • Jesús dijo:<<¿De que sirve le sirve al hombre ganar al mundo entero si se pierde a si mismo?>> Hay muchos ejemplos de grandes conquistadores, investigadores deportistas, intelectuales artistas o empresarios que llegaron a la cima de su mundo pero acabaron suicidándose o perdiéndose a si mismos.
  • Es bueno tener un gran espíritu de lucha, pero no trates de ganar siempre y a toda costa.
  • Lo importante no es lo que has hecho, si no aquello en lo que te has convertido.

 

Sánchez, C.C. (2003). Sangre de Campeón Invencible. México: Ediciones Selectas Diamante.